Propuestas del mes

“Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido…” (Cf 1Cor 11,23-26)

Así relata Pablo la Eucaristía, remitiéndola a la noche antes de padecer, donde el Señor partió el Pan y entregó la Copa, como su Cuerpo y Sangre. Desde entonces, la “fracción del pan”, la “eucaristía”, la “misa”,… en el “primer día de la semana” (Jn 20,1), el domingo, hasta hoy, durante veinte siglos, llega a nosotros, siempre nueva y siempre creadora de vida, comunión, misión y compromiso en el mundo.

Lo que ofrecemos es un inicio que tendrá continuación en próximos años pastorales. Es tal la riqueza de la Cena del Señor, que no bastan unos meses. Las dimensiones bíblicas, antropológicas, espirituales, comunitarias, misionales, sociales y de anticipo del Reino de Dios y su justicia, requieren tiempo de oración, reflexión y camino continuado… “hasta que Él vuelva”. Es una fuente inagotable. Y el domingo sigue siendo el “día irrenunciable” para vivir todas estas notas.

Esta iniciativa es una Propuesta de la Asamblea diocesana (2014-2016): la revitalización de la Eucaristía dominical y el Día del Señor (Cf. Orientaciones de la Asamblea, pág. 65-68). A ello responden estas sugerencias gratuitas. Vivimos un momento nuevo en nuestra sociedad y cultura. También en la Iglesia. Nos damos cuenta. Y nos situamos con esperanza. Es tiempo de unir gracia y libertad; fe y cultura; fe y justicia. Sin nostalgias, pero sin rebajas. Apasionante. El Señor sigue con nosotros. ¡Qué mejor que partir de su Mesa!

 

COMISIÓN DIOCESANA DE APLICACIÓN DE LA ASAMBLEA SOBRE EL DOMINGO

Concha Llorente, Inés Cruz, Tomás González, José Vicente Gómez, José Agustín Sastre y Tomás Gil.

Cada mes, desde octubre de 2018 hasta junio de 2019, habrá diferentes propuestas (un vídeo, textos, una acción y audios) que estarán disponibles una semana antes del comienzo del mes. Unos recursos que se ofrecen para ser visitados, conocidos y acogidos por aquellos que lo deseen.

 

Proponemos un vídeo. Se podrá descargar.

 

 

Un texto (tarjeta con texto bíblico, himno; tríptico; catequesis; decálogo; pequeño folleto…). Lo ofrecido (tarjeta; tríptico; catequesis….) se encargarán en la Portería de la Casa de la Iglesia (C/ Rosario nº 18; o en el teléfono 923 128 900) los ejemplares que se deseen, y se abonará su importe. Siempre será a un precio asequible.

 

Ofrecemos acciones. (Cada mes se indicará el lugar donde se realizará, fecha, hora…).

 

 

Proponemos una canción para aprender y orar. Se podrá descargar.

 

 

Cada parroquia, comunidad, instituto religioso, movimiento, cofradía… debe acogerlo con espíritu abierto y dinámico. No quiere ser algo “enlatado”, sino vivo. Es un instrumento de trabajo para recrearlo y adaptarlo. Cada uno verá como lo ora, lo trabaja, lo ofrece (a los grupos, en las eucaristías dominicales, momentos de oración,…). Con creatividad y acomodo a cada situación. No “lo damos hecho”, sino que está por hacer para que fructifique. Requiere esfuerzo y ánimo. La pequeñez no tiene que ver con la pereza pastoral ni con “seguir haciendo lo de siempre”.

Los materiales (tarjeta; tríptico; catequesis….) que sugerimos para cada mes se encargarán en la Portería de la Casa de la Iglesia (C/ Rosario, nº 18); en el teléfono 923 128 900 o bien cumplimentando el formulario que aparece en esta sección. Deberá indicarse el número de ejemplares que se desean así como la forma en la que serán abonados:

  • por transferencia bancaria en la cuenta del Banco Popular IBAN ES31 0075-5701- 29-0603831229 o
  • en efectivo, en la Casa de la Iglesia (C/ Rosario, 18. Salamanca).

Los materiales se recogerán en la portería de la Casa de la Iglesia. Si el abono de los mismos se ha hecho por transferencia será necesario presentar el justificante bancario en el momento de la recogida. Los materiales no se entregarán si previamente no han sido abonados.

Precio de los ejemplares

Tarjeta o estampa

25 ejemplares: 3,50 € precio total

50 ejemplares: 6,00 € precio total

100 ejemplares: 5,00 € precio total

Díptico o Tríptico

25 ejemplares: 0,50 € precio/unidad

50 ejemplares: 0,45 € precio/unidad

100 ejemplares: 0,40 € precio/unidad

Folleto y catequesis

25 ejemplares: 1,00 € precio/unidad

50 ejemplares: 0,90 € precio/unidad

100 ejemplares: 0,80 € precio/unidad

Formulario de solicitud


¿Cómo realizará el abono?

Por transferencia bancaria (Banco Popular IBAN ES31 0075-5701- 29-0603831229 ) o en efectivo, en la Casa de la Iglesia (C/ Rosario, 18. Salamanca).

Domingo 28º del Tiempo Ordinario – Ciclo B

14 de Octubre de 2018

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de la Sabiduría (7,7-11):

Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, y vino a mí el espíritu de sabiduría. La preferí a cetros y tronos, y, en su comparación, tuve en nada la riqueza. No le equiparé la piedra más preciosa, porque todo el oro, a su lado, es un poco de arena, y, junto a ella, la plata vale lo que el barro. La quise más que la salud y la belleza, y me propuse tenerla por luz, porque su resplandor no tiene ocaso. Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus manos había riquezas incontables.

Palabra de Dios

 

SALMO

Sal 89,12-13.14-15.16-17

R/. Sácianos de tu misericordia, Señor.

Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuando?
Ten compasión de tus siervos. R/.

Por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
Dános alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas. R/.

Que tus siervos vean tu acción,
y sus hijos tu gloria.
Baje a nosostros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos. R/.

 

SEGUNDA LECTURA

Lectura de la carta a los Hebreos (4,12-13):

La palabra de Dios es viva y eficaz, más tajante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen alma y espíritu, coyunturas y tuétanos. juzga los deseos e intenciones del corazón. No hay criatura que escape a su mirada. Todo está patente y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir cuentas.

Palabra de Dios

 

EVANGELIO

Lectura del santo evangelio según san Marcos (10,17-30)

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»
Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»
A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»
Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»
Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»
Jesús dijo: «Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»

Palabra del Señor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies